Mobirise Site Builder

TERREMOTO DEL 16 DE ABRIL DEL 2016

Por: Dr. Med. Pro. Fernando Pinto Floril 

.

“Todo se mueve y nada permanece. Todas las cosas se hacen por los contrarios, lo opuesto concuerda y de las cosas discordantes surge la más bella armonía y todo sucede según discordia y todo fluye a manera de ríos, en el mismo río no nos bañamos dos veces. El universo es finito, el mundo es único, es producto del fuego y arde de nuevo de tiempo en tiempo, en forma periódica”. Heráclito

Ha sido difícil digerir la experiencia que produjo el terremoto en Ecuador el pasado 16 de Abril de 2016. Nuestra educación nos ha enseñado que un bien raíz, perdura en el tiempo y en el espacio, jamás nos educan sobre la muerte, a pesar, de ser la única realidad que sabemos que vendrá con certeza. .Estas dos vivencias, la experimentaron más de un millón de personas afectadas, debido a un deslizamiento de placas tectónicas, con una magnitud de 7,8 en la escala de Richter que duró 2 minutos y en este corto tiempo produjo 661 fallecidos, 12 desaparecidos, 6274 heridos y miles de bienes raíces destruidos. Este fenómeno es algo natural que ocurra, como parte de la dinámica del planeta.


Nuevamente, la naturaleza nos recuerda lo efímeros y frágiles que somos, pero también es natural en las personas que observamos la desgracia, brote espontáneamente la solidaridad, la compasión, la cual nos permite que muchas veces se lleguen a actos heroicos, por ejemplo, en situaciones de rescate de víctimas de escombros. También vemos solidaridad y generosidad, en amas de casa que dedican infatigables horas, en la recolección y clasificación de vituallas, para mitigar el hambre o el dolor psico-físico de los que considera sus hermanos ahora en desgracia, ya que han perdido sus sueños, metas materiales y seres queridos.

Heráclito tiene razón, nos recuerda que la vida es cambio, Ser significa transformarse, no se puede permanecer quieto porque nada es estático. El normal movimiento del planeta que produjo desgracia, permitió que florezca el altruismo, la compasión, la misericordia, recordándonos que esta es la forma de equilibrar el universo, produciéndose lo que él llama la “Armonía Oculta”. La Armonía obliga a actuar como comunidad, el ecuatoriano noble de todas las condiciones y clases económicas se unió para ayudar, sin esperar nada a cambio, bodegas y lugares de acopio se llenaban con donaciones de todo tipo; los compatriotas que viven en el exterior se auto organizaron y lograron enviar toneladas de vituallas para sus compatriotas. Jóvenes, ancianos, muchos niños nos volvimos voluntarios en minutos, para la principal misión que nos imponía la naturaleza: la ayuda y la esperanza para los damnificados de un natural hecho, con tintes de desgracia material y de pérdidas de vidas humanas, ha triunfado el amor, nos volvemos más fuertes, sabios y trascendentes; surgió la más bella Armonía.

Misión Ayuda Terremoto 2016